jueves, 29 de noviembre de 2012

verborragia

nueve de cada diez muejeres que lo probaron notaron cambios en menos de cuatro semanas y febrero debería tener cuatro, no tres. ahí radica el problema de la crisis europea: usan mopa en vez trapo de piso. no sirve. cinco problemas, una solución, todo en un frasquito de leche de coco que, dicho sea de paso, no la venden más acá a la vuelta y tengo que ir al barrio chino a comprarla. un agobio, y esta foto es un embole; ya no tengo espacios que me inspiren, tengo que salir de excursión; y la inspiración es necesaria cuando el agua de puerto madero aparece cubierta de una cosa viscosa maravillosamente fosforescente. verde flúo. imposible no pensar que es un cultivo extraterrestre para alimentar a sus pequeñas criaturas que aún no rompen lenteja, porque nacen de lentejas, o de arvejas, o de habas. ya van a venir y me voy a ir. mientras tanto no me queda otra que tratar de vivir lo más humanamente posible, lo cual complica mis cualidades de vuelo porque nunca me llamaron la atención los hoteles 38 estrellas, menos los cruceros; pero algún día voy a viajar en primera para tratar de desterrar ese recuerdo inútil dominguero de la infancia cuando me despertaba con el ñiunnn ñiunnn de las carreras de fórmula 1 prendidas porque sí, porque nadie las miraba. a vos te parece? quiero recordar todos mis olvidos impunes y lo que me acuerdo es el ruido de la fórmula 1 y sueños. no siempre, pero los sueños que soñé me los acuerdo todos, sin embargo, no me acuerdo que hice ayer porque no hice nada... o sí? cuántas veces habré agarrado un libro o una película y me habré dado cuenta justo cuando está por terminar que ya los ví o leí? decenas. paradójico, porque sigo manteniendo la costumbre de leer la última hoja del libro antes de empezarlo y no me jode que me cuenten los finales de las historias porque sé que no los voy a retener. cómo se hacía llamar el rengo? kazer soze o algo así, no? casablanca y simbad el marino. una y mil veces como las mil y una noche.y vos? cómo te llamás?

29 de noviembre . 2012
buenos aires




No hay comentarios:

Publicar un comentario