miércoles, 8 de agosto de 2012

8


tengo una tara mental con las números y con lo sincrónico (venga de donde venga la sincronía, sea cual fuere el número)

esta inútil fascinación por dígitos y coincidencias me hace entrar en una especie de pausa eufórica, como si de golpe ese hecho fortuito (y no tanto) se transformase en una rara condensación de causas y las casualidades fueran a ocurrir todas en el mismo lugar al mismo tiempo. algo así como una explosión dentro de una implosión que abarca un punto y no va más allá de eso.

hoy es 8 del 8, en un rato serán las 8, acá, en el 8.
capaz que logro entrar en un loop con forma de infinito, quién sabe.


08 de agosto . 2012
buenos aires






No hay comentarios:

Publicar un comentario