sábado, 12 de mayo de 2012

laberinto del abasto

caminando por buenos aires, encontré un laberinto en dónde el eco extralimitaba los sentidos y los pasillos, muy abiertos, te invitaban a jugar  a la paranoia.
había mucha gente, pero nadie corría; estaban todos escondidos detrás de las columnas.

12 de mayo . 2012
buenos aires


No hay comentarios:

Publicar un comentario